Publicado: 9 de Julio de 2020

¿Qué pasaría si de repente la fábrica, instalación o negocio donde trabajas se queda sin suministro eléctrico? ¿Estás preparado para asumir las pérdidas que un corte eléctrico imprevisto pueden ocasionar a tu empresa?

Viernes, 19:30h: Después de una dura semana de trabajo te dispones a irte de fin de semana, cuando de repente se va la luz en todo el centro comercial. Inmediatamente suena tu teléfono. Es tu jefe preguntándote cuánto tiempo vas a tardar en solucionarlo. Accionas el viejo grupo electrógeno y otra vez no arranca. Marcas el teléfono de asistencia técnica pero nadie descuelga al otro lado de la línea. ¿Alguna vez te has sentido más solo?


Sábado, 16:15h: Estás en el chalet con tus amigos celebrando el primer cumpleaños de tu hijo pequeño y suena tu teléfono. Es el jefe de planta. La producción del turno de tarde se ha parado. Ha habido un corte de suministro eléctrico en todo el polígono. El grupo electrógeno de conmutación automática ha entrado a funcionar, pero también se ha parado a los 4 minutos. Abandonas la fiesta sin poder ver a tu hijo soplar las velas pensando que quizás no te pagan lo suficiente como para esto.


Lunes 7:30h: Tu jefe ha decidido que las obras de la remodelación de la parte sur de la zona de oficinas empiecen hoy. Los operarios derriban por error el muro equivocado y al caer arrastra la acometida eléctrica. Vaya una forma de empezar la semana. Todo el negocio se paraliza de inmediato y todos los ojos te miran a ti buscando una solución. Empiezas a sudar a chorros. ¿Alguna vez te has sentido realmente como si encogieras?


En GE Power Works encontrarás mucho más que un simple grupo electrógeno. Te ofrecemos calidad de vida y dormir a pierna suelta. Sin sobresaltos, sin sorpresas, sin imprevistos, sin malos entendidos. Con nosotros nunca estarás solo pase lo que pase.


La fórmula es muy simple: continuidad de suministro eléctrico

24 horas al día, 7 días a la semana.


Encuentra en lo que hacemos la clave para empezar a vivir mejor